• White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Google+ Icon

Doctor Iglesia Parga 9-10, bajo. Ferrol (A Coruña)

FISIOTERAPIA

 

Punción Seca

Es una técnica invasiva que por medio de una aguja estéril, busca desactivar y disminuir los llamados “puntos gatillo” (contracturas o acortamientos musculares que provocan dolores referidos a distancia; por ejemplo hacia la espalda, miembros inferiores e incluso hacia la cabeza).

Al pinchar el denominado punto gatillo conseguiremos disminuir de forma inmediata el dolor, consiguiendo una relajación muscular inmediata y un aumento de la elasticidad muscular. El ser una técnica local tan directa hace que sea una de las técnicas más efectivas en el tratamiento de las patologías que presentan nuestros pacientes, tales como dolor muscular, limitación de la movilidad, epicondilitis, cefaleas… 

Es una técnica que nada tiene que ver con la acupuntura, es inocua, y no tiene efectos secundarios, ya que con ella no introducimos ninguna sustancia dentro del organismo que pudiera crear reacciones adversas.

Neurodinámica

La neurodinámica, también llamada movilización neural o movilización neuromeníngea, es un conjunto de técnicas que buscan recuperar la sensibilidad y capacidad de movimiento normal del sistema nervioso periférico, es decir, de los nervios (como el nervio ciático, o el nervio mediano en el túnel carpiano). 

Cuando el nervio está afectado, es típica la aparición de hormigueos, adormecimiento, falta de sensibilidad... Pero en otras ocasiones, el único síntoma es dolor, por lo que se puede confundir o puede coexistir con otros síndromes o patologías, como pasa muy a menudo con el codo de tenista.

 

La neurodinámica se basa en mejorar la capacidad de moverse del nervio, que puede estar comprimido o "atrapado", de manera que disminuya su irritación y por tanto los síntomas que provoca. Esto se consigue mediante técnicas manuales (masajes, movilizaciones, etc) y mediante movimientos específicos que son diferentes para cada nervio. 

Masaje terapéutico

Es aquel masaje que pretende recuperar la movilidad restringida, aliviar o reducir el dolor, disminuir contracturas musculares, estimular la vascularización de los tejidos,…y que por tanto, se asocia tanto a la práctica deportiva como al tratamiento de un amplio grupo de patologías (cervicalgias, lumbalgias, tensión o dolor muscular, piernas cargadas…).

Fisioterapia en la ATM

La ATM es la Articulación Temporo-Mandibular, es decir, la articulación de la mandíbula. Se trata de una articulación con unas características muy especiales, por lo que para tratarla es importante tener una formación específica. 

Los problemas de ATM pueden ser muy variados: bruxismo, dificultad para masticar o abrir la boca, chasquidos, bloqueo de la mandíbula, dolor en la zona de la mandíbula o en el cuello, dolores de cabeza, o incluso mareos o pitidos en los oídos.

Dentro de la fisioterapia hay numerosas técnicas que pueden ayudar a solucionar o aliviar el problema: masaje, estiramientos, punción seca, técnicas de terapia manual, ejercicios, electroterapia...

Método McKenzie

El Método McKenzie® de Diagnóstico y Terapia Mecánica® (MDT) es un método por el cual se evalúa al paciente, se diagnostica y se le realiza un tratamiento específico basado en ese diagnóstico. 


El tratamiento  consiste generalmente en ejercicios específicos y en la corrección de la postura.  Estos ejercicios, que son muy sencillos y breves, se mandan para casa, pues deben realizarse varias veces al día. El objetivo es solucionar el problema lo antes posible con el mínimo número de sesiones en la clínica, de forma que el paciente toma parte de forma activa en su recuperación y puede aprender a manejar y aliviar sus síntomas por sí solo, además de prevenir recaídas.


La principal característica de este método es que dá herramientas al paciente para autotratarse y para prevenir la aparición de los síntomas, por lo que le proporciona una gran independencia.

Kinetic Control (Control Motor)

Kinetic Control es un método muy consolidado en muchas partes del mundo como un tratamiento eficaz en la rehabilitación músculo-esquelética y neuromuscular, debido a sus extraordinarios resultados y su efectividad.


Es relativamente poco conocido todavía en España y en oeste de Europa, aunque poco a poco se está instaurando debido a su indudable evidencia científica.


La esencia de KC es la búsqueda de la estabilidad a través de la valoración y el diagnóstico de la funcionalidad de los músculos. Los conceptos más importantes de nuestro trabajo son conseguir la “estabilización central del cuerpo”, un buen “control motor” y una correcta “biomecánica” o “estabilidad dinámica” a la hora de realizar cualquier movimiento. Para ello se realizarán una serie de test específicos a cada paciente, para poder elaborar la pauta de trabajo y ejercicios necesarios que ayuden a minimizar y eliminar los dolores agudos o crónicos que presente.


Cualquier tipo de patología puede tratarse con KC. Nuestros pacientes suelen tener dolor crónico en la columna lumbar, cervical, en la cintura escapular o pélvica. Cualquier problema puede ser tratado eficazmente con KC, como hernias discales y discopatías, escoliosis, espondilolistesis, estenosis espinales… En realidad, la patología sólo es la consecuencia de un déficit prolongado en el control neuromuscular. No sirve de nada operar una hernia discal si no se corrige este déficit ya que si no se soluciona la verdadera causa, a la larga volverá a reproducirse.


Kinetic Control está enfocado a todo el mundo que tiene algún tipo de dolencia. Nuestra misión es ayudarles a tener una mejor calidad de vida. No importa su condición física ni su edad. 

Concepto Mulligan

Las técnicas englobadadas en el concepto Mulligan son técnicas de terapia manual. El fisioterapeuta aplica esta técnica con sus manos en una articulación en la que hay dolor o limitación del movimiento para ayudar a colocar la articulación en una posición en la que éstos desaparecen. Una vez encontrada esa posición, se realiza ese movimiento que provocaba dolor repetidas veces, consiguiendo cada vez más movilidad y menos dolor.

Frecuentemente, al acabar se aplica un pequeño vendaje para mantener esa posición en la que se puede realizar el movimiento sin dolor.

Vendaje neuromuscular - "Kinesiotaping"

El kinesiotaping o vendaje neuromuscular se utiliza para solucionar problemas y dolores musculoesqueléticos sin restringir los movimientos de estos como ocurre con otros tipos de vendaje. La técnica consiste en la aplicación de cintas adhesivas elásticas especiales sobre la zona afectada con el objetivo de no limitar el movimiento y eliminar dolores o problemas musculares. 

Las principales funciones de este tipo de vendaje son: sujección de músculos (estabilidad muscular y articular), reducción de inflamación y mejora de la circulación, aliviar el dolor y corregir problemas articulares. De este modo se produce una recuperación más temprana del movimiento normal, y en caso de deportistas, estos podrán incorporarse antes a los entrenamientos, de aqui que últimamente podamos ver a varios deportistas de élite valiéndose de esta técnica de fisioterapia.


Tiene múltiples aplicaciones y está especialmente indicado en procesos inflamatorios (edemas, inflamación post-quirúrgica, linfedemas,…) y en patologías músculo-esqueléticas (contracturas musculares, esguinces lesiones articulares…)

Fisioterapia en el dolor crónico

Frecuentemente nos encontramos con problemas de dolor crónico, como síndrome del latigazo cervical crónico, dolor lumbar crónico, dolor crónico de hombro o fibromialgia. Consideramos como crónicos aquellos dolores que permanecen más allá de los plazos de curación de los tejidos.

En estos casos, el mecanismo que explica que el dolor perdure es una sensibilización central, es decir, el problema no está en los tejidos (músculos, tendones, articulaciones, etc.), sino en la interpretación que realiza el sistema nervioso de las señales que le llegan. Por ello, el tratamiento en dolor crónico debe ser diferente que en el caso de lesiones agudas o subagudas, es decir, no cronificadas, ya que el origen del dolor también es diferente.

La fisioterapia en el dolor crónico tiene como objetivo aumentar las capacidades del paciente para que pueda volver a hacer las actividades de la vida diaria o deportivas, así como disminuir el dolor, mediante la disminución de la sensibilidad del sistema nervioso central.

Readaptación y prevención de lesiones deportivas

Tras una lesión, además de aparecer dolor hay una pérdida de movilidad, fuerza, equilibrio, coordinación, se realizan compensaciones... Por eso tras cualquier lesión es necesario un proceso de readaptación para volver al deporte lo antes posible y evitar recaídas. Para ello es necesario realizar un programa de entrenamiento específico, adaptado a la lesión y al deporte practicado, que diseñaremos después de realizar una valoración exhaustiva del deportista en general y de su lesión en particular.  

Esta readaptación al esfuerzo no es necesaria solo en lesiones deportivas, sino en cualquier lesión, ya que tendremos que volver a adaptarnos a los esfuerzos (gestos como bajar escaleras, gestos relacionados con el trabajo...) para volver a realizarlos adecuadamente y sin riesgo de provocar una recaída.


De la misma manera, partiendo de una buena valoración y un análisis biomecánico podemos encontrar los posibles "puntos débiles" en los que hay más riesgo de lesión, y realizar un entrenamiento específico para mejorarlo y reducir así el riesgo. 


La valoración incluye exploración visual, análisis del movimiento, tests específicos de fuerza, longitud y coordinación muscular, tests articulares... Con toda esa información, además de los datos obtenidos en la entrevista sobre cada caso particular (enfermedades, antiguas lesiones...) y sobre el esfuerzo deportivo o laboral (gestos técnicos, riesgos específicos...), podemos realizar un plan personalizado para mejorar la condición física general, volver a la vida deportiva / vida diaria lo antes posible, y prevenir recaídas u otras lesiones.

Fisioterapia Vestibular

La fisioterapia vestibular es la que identifica y rehabilita trastornos como vértigos, mareos o problemas de desequilibrio e inestabilidad de origen vestibular, es decir, en el oído interno.

 

Los trastornos vestibulares más frecuentes, como el vértigo posicional paroxístico benigno, se pueden identificar con maniobras o pruebas otoneurológicas que se pueden realizar en la consulta. Una vez identificado el problema, se realizan técnicas manuales, estimulación visual, movilizaciones o ejercicios específicos para mejorar el vértigo y el equilibrio, disminuyendo los síntomas y mejorando las capacidades funcionales y la calidad de vida.

 

Los síndromes tratados con más frecuencia son el vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB, el vértigo más frecuente, que cursa con crisis repetitivas de corta duración y aparece frecuentemente durante la noche), el vértigo visual (o dependencia visual excesiva), las neuritis vestibulares, la enfermedad de Menière...

Please reload